100 películas de los años 90 para ver con tus hijos (I): ciencia-ficción

Hace unos meses publiqué una lista con 99 películas de los 80 para ver con tus hijos, un artículo que ha tenido tanto éxito que, en la mejor tradición de los estudios hollywoodienses, he decidido traerte la secuela: 100 películas de los años 90 para ver con tus hijos. En esta ocasión, lo haremos poco a poco y organizando el material por géneros. Esta semana empezaremos por uno de mis preferidos, la ciencia-ficción, proponiéndote 11 películas de los años 90 de ciencia-ficción aptas para compartir en familia.

La ciencia-ficción es uno de esos géneros que suelen considerarse poco infantiles. Algo sin demasiado sentido porque, a ver, ¿a qué edad te enamoraste tú del universo Star Wars? ¿No flipaste con los lagartos de V cuando aún no habías alcanzado el metro cuarenta? ¿No soñaste en algún momento de tu niñez con emular a los protagonistas de El vuelo del naveganteCortocircuito?

En la siguiente selección hemos considerado solo películas estrenadas entre los años 1990 y 2000 que pueden adscribirse al género de la ciencia-ficción y que puedes ver en compañía de niños y preadolescentes del siglo XXI. Tú rescatarás viejos recuerdos y ellos descubrirán pequeñas joyas del pasado. Algunas películas de la lista son más infantiles y otras requieren de cierta madurez por parte del espectador. Para orientarte al respecto, en cada película te indico para qué rango de edad está recomendada según la MMPA, de modo que puedas tomar la decisión de si tus hijos son aún demasiado jóvenes para verla o, por el contrario, piensas que ya están preparados para disfrutarla como tú lo hiciste en su momento.

En la lista encontrarás películas de los años 90 que seguro que has vuelto a ver en alguna ocasión, pero también otras de las que quizá no te acordabas. Espero que este artículo te anime a desempolvar tus viejos DVDs del trastero y a compartirlos con tus hijos.

Sin más preámbulos, ¡vamos allá! 

 

1. El quinto elemento

Películas de los años 90

Le cinquième élément, Luc Besson, Francia, 1997.

Edad: PG-13

El quinto elemento es una clásica historia de búsqueda del tesoro (en este caso, una piedra mística que vendrá a traer la paz y el orden al mundo), pero ambientada en un caótico siglo XXIII. También puede resumirse del siguiente modo: Bruce Willis y Milla Jovovich deben huir de un Gary Oldman desquiciado que parece un oficial nazi después de pasar por la peluquería de Donald Trump. Aventura simple y trepidante, pasadísima de rosca en lo visual y con un diseño de producción tan kitsch que lo mismo enamora que espanta, un crítico de la época la resumió perfectamente en esta frase: “una experiencia directa a los sentidos sin pasar por el cerebro”.

El quinto elemento es, en fin, una de las más grandes superproducciones del cine francés de todos los tiempos, y aunque fue vapuleada sin compasión por la crítica en su momento, se ha convertido en una pequeña joya de culto con el correr de los años.

 

2. Apolo 13

Películas de los años 90

Apollo 13, Ron Howard, Estados Unidos, 1995.

Edad: PG

“Houston, tenemos un problema”. ¿Cuántas veces has pronunciado o escuchado esa frase? Pues sí, fue en Apolo 13 donde Tom Hanks, en la piel del sufrido Jim Lovell, la hizo tan popular. La película cuenta la peripecia de tres astronautas que estuvieron a punto de no contarlo en una misión tripulada a la Luna en 1970 y que mantuvieron en vilo al mundo durante varios días hasta su milagroso regreso sanos y salvos después de ejercer de McGyver en el espacio. Todo basado en hechos reales, o todo lo basado en hechos reales que puede estar una superproducción de Hollywood, se entiende.

Con gran verosimilitud, mucha tensión genuina y un reparto impecable, Apolo 13 es una buena forma de aproximarse a la historia de la carrera espacial y de compartir una tarde de domingo y palomitas.

 

3. Contact

Películas de los años 90

Contact, Robert Zemeckis, Estados Unidos, 1997.

Edad: PG

Esta adaptación de la extraordinaria (y única) novela de Carl Sagan resultó algo decepcionante por lo que tenía de mutilación y traición a algunos aspectos fundamentales del texto original. Pero, aún así, el material era tan bueno que resultaba difícil convertirlo en pulpa.

Jodie Foster interpreta a la intrépida Eleanor Arroway, una astrónoma empecinada en encontrar vida extraterrestre que parece a punto de tirar a la basura su carrera por culpa de esa obsesión. Hasta que descubre una señal de radio de origen inteligente procedente de la constelación de Vega, una señal en la que se encuentran codificadas las instrucciones para construir un vehículo espacial.

Bien interpretada, con excelentes efectos especiales y un gran diseño de producción, y con el nervio habitual en la dirección de Robert Zemeckis (Regreso al futuro), solo se le puede reprochar a Contact que no llegase a ser la genialidad que pudo haber sido.

 

4. El hombre bicentenario

Películas de los años 90

Bicentennial Man, Chris Columbus, Estados Unidos, 1999.

Edad: PG

Chris Columbus (Solo en casaHarry Potter y la piedra filosofal) se embarcó a finales de la década en una ambiciosa y carísima adaptación del cuento El hombre bicentenario del gran Isaac Asimov. El buen doctor casi nunca ha tenido suerte con las adaptaciones de sus obras al cine y, si tenemos que atenernos a lo que opinaron los críticos de la época, la historia de este robot que porfía durante doscientos años para convertirse en humano no solo no fue una excepción, sino que se convirtió en un desastre comercial que casi arruina la carrera de su director.

Sin embargo, y como suele ocurrir, dos décadas han sido tiempo suficiente para convertir a esta película en otro pequeño clásico reivindicable. Sensible (o sensiblera, según a quién le preguntes) reflexión sobre el paso del tiempo y la naturaleza humana, lo que es seguro es que esta historia no deja indiferente a nadie.

 

5. Héroes fuera de órbita

Películas de los años 90

Galaxy Quest, Dean Parisot, Estados Unidos, 1999.

Edad: PG

Parodia muy poco sutil pero cariñosa de la mítica serie de televisión Star Trek. Un puñado de actores mediocres sobreviven gracias a la fama de su participación en el pasado en la serie Galaxy Quest. Lo que no saben es que una raza alienígenas seguía la serie desde el espacio y, tomándola por un documento histórico, han modelado su civilización a partir de ella. Ahora, estos ingenuos extraterrestres están metidos en un lío por culpa del malvado General Sarris, que quiere acabar con ellos, y requerirán los servicios de los héroes de Galaxy Quest.

Héroes fuera de órbita, aunque es una película bastante olvidada, contiene algunas ocurrencias realmente divertidas y un reparto solvente y heterogéneo. En el fondo, se trata de una auténtica declaración de amor al universo trekkie. De hecho, resulta mucho más disfrutable si uno conoce el Star Trek original.

 

6. Hombres de negro

Películas de los años 90

Men in black, Barry Sonnenfeld, Estados Unidos, 1997.

Edad: PG-13

Los hombres de negro son fardones, arrogantes y poco escrupulosos. También, a veces, un pelín chapuceros. Y harán cuanto sea necesario por localizar y destruir a esos maléficos extraterrestres que se camuflan entre nosotros. Ahora, en concreto, tendrán que emplearse a fondo para neutralizar a un terrorista galáctico que pretende acabar con toda la humanidad de una tacada.

Un argumento descabellado para una comedia enloquecida, con algunas escenas de acción poco apropiadas para los peques más sensibles, que tuvo un éxito tan tremendo en su momento que, además de propiciar una serie de secuelas de factura semejante, popularizó la expresión hombres de negro para referirse a esos agentes gubernamentales serios y trajeados que cumplen sus a menudo desagradables misiones sin pestañear.

 

7. Doce monos

Películas de los años 90

Twelve Monkeys, Terry Gilliam, Estados Unidos, 1995.

Edad: R

Entre las películas de los años 90 hubo muchos grandes títulos de ciencia ficción poco apropiados para los más peques. He querido introducir alguno en esta lista por si tienes hijos/as más mayores y aún compartís juntos tardes de cine en las que puedas mostrarle joyas de otros tiempos. Había mucho donde elegir, pero me he quedado con Doce monos, la distopía histérica de Terry Gilliam.

Ningún resumen de la trama (abnegado voluntario de un mundo devastado por un virus viaja al pasado para conseguir una muestra del mismo con el fin de lograr una cura) puede hacer justicia a la atmósfera insana, al ritmo sincopado, al ambiente delirante y, finalmente, a la conclusión abrumadora, que hace encajar todas las piezas del puzzle de la forma más trágica y poética posible. Una película única, un plato que no será del gusto de todos y una lección de cine total. Absténganse niños pequeños, cerebros poco dados a la reflexión y amantes del cine luminoso de finales felices.

 

8. Regreso al futuro III

Películas de los años 90

Back to the Future Part III, Robert Zemeckis, Estados Unidos, 1990.

Edad: PG

La conclusión de la memorable trilogía que comenzó en 1985 se desarrolla en el lejano oeste, donde Marty conocerá a los primeros McFly norteamericanos. Teniendo en cuenta el estilo casi de Looney Tunes de Robert Zemeckis como director en la primera parte de su carrera, era inevitable que, antes o después, se descolgase con un homenaje al spaghetti-western.

En Regreso al futuro III asistimos a una sucesión de escenas de acción rodadas y montadas con una claridad pasmosa, difícil de encontrar en el cine actual, y una trama imaginativa salpicada de humor autorreferencial. Aunque al público le gustó menos que las dos anteriores, a mí siempre me ha parecido un fin de fiesta más que digno que pueden disfrutar por igual los pequeños y los mayores de la casa. Eso sí, es conveniente estar al día en el argumento de la saga porque si no te perderás con tanto vaivén temporal y tanta autorreferencia.

 

9. El show de Truman

Películas de los años 90

The Truman Show, Peter Weir, Estados Unidos, 1998.

Edad: PG

Truman, un tipo corriente tirando a aburrido, descubre un buen día que es el protagonista involuntario de un reality show televisivo y que todo su mundo es falso: sus amigos son actores, su ciudad es un enorme decorado, su esposa es una farsante y él es, básicamente, el prisionero mejor vigilado del planeta.

Esta ocurrencia podría haber resultado en una película infumable cuya trama avanzase como pollo sin cabeza, pero en manos del guionista Andrew Niccol y del director Peter Weir se convirtió en una de las piezas emblemáticas del cine de los 90. Original, divertida y dramática a la vez, tiene dos niveles de lectura que puedes aprovechar según cuál sea la edad de tus hijos/as: la peripecia aventurera de Truman en su empeño por, primero, descubrir la verdad y, después, escapar de su encierro, y la metáfora reflexiva acerca de nuestra propia existencia en este plató gigante que es el planeta Tierra.

 

10. Deep Impact

Películas de los años 90

Deep Impact, Mimi Leder, Estados Unidos, 1998.

Edad: PG-13

Soy consciente de que poner a Deep Impact en la misma lista que El show de TrumanDoce monos es como comparar la alta cocina con las hamburguesas del McDonald’s, pero hay tantos gustos como personas. Además, Deep Impact, con todas sus imperfecciones y lugares comunes, es un digno representante del cine de catástrofes que estuvo tan en boga en los años 70 y que, de vez en cuando, nos deja algún regalo como este.

El argumento es tan simple como el mecanismo de un martillo: un cometa está a punto de chocar contra la Tierra y provocar un cataclismo. El pánico se desata mientras seguimos las andanzas de un grupo de personajes intentando averiguar cuáles de ellos llegarán sanos y salvos al final. Nada demasiado original, pero contado con convicción, imágenes potentes, efectos especiales que han envejecido bien y un grado de verosimilitud y de profundidad psicológica poco habitual en este tipo de cine (si no me crees, compárala con Armaggeddon, que se estrenó el mismo año). Por favor, abtenerse los peques más impresionables: hay algunos que llevan fatal eso de las catástrofes cósmicas con finales no exactamente felices.

11. La amenaza fantasma

Películas de los años 90

The Phantom Menace, George Lucas, Estados Unidos, 1999.

Edad: PG

George Lucas despertó odios y pasiones (más de lo primero que de lo segundo, la verdad) con esta primera precuela de su mítica trilogía original sobre Star Wars. A pesar de los momentos vergonzantes, que los hay (como las alusiones a los midiclorianos o la jerigonza de Jar Jar Binks, el supuesto contrapunto cómico de la función), hay que reconocerle a Lucas un genuino intento por hacer algo diferente que, al mismo tiempo, se engarzara sin fisuras con las películas originales.

Tiene sus momentos aburridos alrededor de la, por otro lado, muy elemental peripecia política, pero se la recuerda sobre todo por un puñado de escenas extraordinarias, como la carrera de vainas. Como suele ocurrir, el paso del tiempo está viniendo en auxilio de la película, y los que la vieron en su niñez o primera juventud la reivindican hoy con renovada energía.

* * *


Esta serie de 100 películas de los años 90 para ver con tus hijos/as está aún en desarrollo y continuará en las próximas semanas con los siguientes artículos:

Si no quieres perdértelos, puedes seguirme por Twitter o Facebook o suscribirte a la lista de correo.

 

4 Comments

  1. Genial esta nueva serie de post. Yo ya me he apuntado un par de las de ciencia ficcion para ver con el mayor (al peque le veo todavia muy peque y la mediana es muy sensible). Ademas he mirado en netflix aqui y las que queria ver estan y ademas en español 🙂

    • A. M. Vozmediano

      Me alegro de que te guste. ¡Ya estoy preparando el segundo artículo de la serie! Si quieres, nos cuentas cómo ha ido la experiencia después de verlas (aquí o en tu blog)

  2. Magnífico artículo, Alfredo. Es genial tu idea de plantear listas de pelis para compartir con los hijos, creo que muchos padres te lo van a agradecer. Es fácil perderse ante tantísima oferta. Arriesgado lo de Doce Monos, la verdad, pero está bien que haya cierto riesgo. Soy fan total de El Quinto Elemento, por lo que me ha encantado verla en primer lugar ^__^ ¡Luc Besson mola mucho! ¡Gracias!

    • A. M. Vozmediano

      Sí, claro, “Doce monos” no es solo cuestión de edad, sino también de sensibilidad. No se me ocurriría, de momento, verla con ninguna de mis hijas, y dentro de un par de años ya veremos. Depende de cómo evolucionen sus gustos.

      A mí también me gustó “El quinto elemento” (claro, si no, no la habría puesto en la lista), aunque en su momento hacer esta confesión te podía valer la excomunión del club de los buenos cinéfilos. ¡Gracias por pasarte por aquí y comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *