Precios en los años 80: ¿cuánto costaba…?

La escritura de cualquier novela implica un proceso de documentación. Para escribir la novela en la que estoy trabajando , una aventura de corte juvenil ambientada en 1987 (que, por cierto, verá la luz el próximo mes de julio), he tenido que documentarme sobre cómo era España en 1987. En concreto, sobre cuánto costaban las cosas cotidianas en precios de los años 80.

Yo cuplí trece años en 1987. Y dirás tú: pues vaya misterio, entonces. Si tenías trece años en 1987, ya sabes cómo era el país. ¿Qué documentación necesitas? ¿Tan mala memoria tienes?

Mi memoria, creo, es del montón: ni buena ni mala. Lo que ocurre es que, cuando empiezas a bucear en los detalles, te das cuenta de que no recuerdas la realidad tan bien como te parecía que la recordabas. A lo mejor no la recuerdas en absoluto y lo que tienes en la cabeza solo es una imagen más o menos poética (o crítica) de la realidad. Pero no nos metamos en berenjenales filosóficos y vayamos al grano. A ver: ¿tú recuerdas cuánto costaba un café en 1987? ¿O una entrada de cine? ¿Un billete de autobús? ¿Una barra de pan?

Yo creía que lo recordaba, pero cuando he necesitado que mis personajes pagaran un café con leche en un bar de barrio del Madrid de 1987, me he encontrado con la desagradable sorpresa de que no, no tenía ni idea. Podían ser cincuenta pesetas, pero también setenta y cinco. Y no es lo mismo.

Sí, por supuesto que he buscado en internet. Y no, no es fácil encontrar información fiable, exacta y constrastada sobre los precios de los años 80.

Con el tiempo, he ido encontrando un montón de datos curiosos y alguna que otra sorpresa. Y como a casi todo el mundo le gustan las sorpresas, comparto alguna de mis averiguaciones contigo. Te pongo también los precios convertidos a euros. Ten en cuenta, para comparar, que el salario medio en la España de 1987 era de poco más de 100.000 pesetas brutas al mes (600 €). 

(Todos los precios, por supuesto, son aproximados y podían experimentar variaciones dependiendo de la ciudad, el local y el producto en sí, pero dan una idea aproximada del orden de magnitud)

¿Cuánto costaba…?

precios-años-80
Si reconoces esta cadena de supermercados, es que ya tienes unos pocos años a la espalda (fuente: Eres mi Badajoz)

Precios de los años 80: cultura y ocio

Un libro de bolsillo

400 pesetas (2,40 €)

Un libro en tapa dura

1.000 pesetas (6 €)

Una entrada de cine

250 pesetas (1,50 €)

Una peli de estreno en VHS

2.500 pesetas (15,00 €)

Una peli alquilada en el videoclub

250 pesetas (1,50 €)

Un tebeo de la colección Olé

225 pesetas (1,35 €)

Long Play (vinilo) nuevo

1.000 pesetas (6 €)

Un Compact Disc de música (sí, sí, ya existían entonces)

3.000 pesetas (18 €)

Una cinta de casette virgen

350 pesetas (2,10 €) la de 60 minutos. De “ferro”, claro. Las de “cromo” eran más caras.

Un número extra de la revista Creepy

325 pesetas (1,95 €)

Un videojuego para ordenador de 8 bits

En cinta, 2.500 pesetas (15 €); en diskette, 3.500 pesetas (21 €).

precios-años-80
Contraportada de una edición de bolsillo de “Carrie”, de Stephen King, publicada en enero de 1987 (fuente: archivo propio)

Precios de los años 80: vida cotidiana

Autobús urbano

El bonobús de 10 viajes costaba 370 pesetas (2,30 €) en Madrid

Billete de metro

De nuevo en Madrid: el billete sencillo, 50 pesetas (0,30 €); el bono de 10 viajes, 410 pesetas (2,50 €)

Un café con leche

60 pesetas (0,35 €)

Un botellín de cerveza

70 pesetas (0,40 €)

Una cajetilla de tabaco rubio

150 pesetas (0,90 €)

Un menú del día en el restaurante del barrio

300 pesetas (1,80 €)

Un polo de naranja o limón

25 pesetas (0,15 €). Y, por si te lo estabas preguntando, un Frigopie costaba 50 pesetas (0,30 €)

Un cucurucho de helado

85 pesetas (0,50 €)

Una entrada para el fútbol

800 pesetas (4,80 €) para la final de la Copa del Rey de aquel año (gol de pie)

precios-años-80
Ahora llevarás todo el día la musiquilla en la cabeza (fuente desconocida; la imagen puede estar sujeta a derechos de autor)

Precios de los años 80: la cesta de la compra

Una barra de pan

25 pesetas (0,15 €)

Un kilo de lomo de cerdo

750 pesetas (4,25 €)

Un pollo (2 kg)

500 pesetas (3 €)

Un kilo de lentejas

170 pesetas (1 €)

Un kilo de sardinas

100 pesetas (0,60 €)

Un litro de aceite de oliva

250 pesetas (1,50 €)

Un televisor de 20”

60.000 pesetas (360 €)

Un ordenador de 8 bits

El Amstrad CPC 6218 costaba unas 85.000 pesetas (510 €). El ZX Spectrum Plus (con monitor) era algo más económico: en torno a las 65.000 pesetas (390 €). Un PC de la época costaba más de 200.000 pesetas (1.200 €).

precios-años-80
El mítico CPC 6128, el tope de gama de Amstrad. 8 bits en canal y una resolución de 192×272 píxeles en 16 colores. ¡Toma gráficos! (fuente: Wikimedia Commons)

¿Y tú? ¿Recuerdas el precio de algún otro producto de consumo habitual en esa época? Cuéntanoslo en los comentarios y lo hablamos. Y si encuentras algún error de bulto en los precios, te agradecería un montón que me lo indicaras.

5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *